Receta pintxo bolas de carne o picantes

Mejora el rendimiento del restaurante de un hotel

Gestionar la cocina de un hotel puede llegar a ser una tarea muy complicada.
Hay que tener en cuenta muchos factores para conseguir un rendimiento óptimo de la cocina, sabiendo hacer frente a problemas puntuales y picos de producción a lo largo del año. 
En muchas ocasiones, ya sea por temporada alta, porque el hotel ofrece un evento, o renueva la oferta, nos podemos ver desbordados por una sobredimensión del trabajo que afrontamos con el mismo personal y sin que la calidad descienda.

Para estas situaciones, así como para conseguir optimizar los recursos del hotel es aconsejable contar con la ayuda de asesores culinarios y productos de quinta gama. 
Ya que ofrecen algunos beneficios como pueden ser: 
  • Lograr aumentar la oferta de platos ofrecidos en el menú. 
  • Atención personalizada, escuchando las demandas de cada uno de los clientes para ofrecerle la mejor solución a su problema. 
  • Rentabilidad, ya que el control de stock está asegurado y es más fácil controlar la merma. 
  • Se tiene un control absoluto del costo en cada plato. 
  • Aumento de la satisfacción de los clientes. 

¿Cómo se consigue mejorar el rendimiento del restaurante? 

Realizando un análisis exhaustivo del estado actual del restaurante, así como un estudio de las necesidades reales del hotel y la filosofía del negocio. 
De esta manera se puede realizar un plan conjunto que te ayude a ahorrar mucho tiempo sin tener que disminuir ni una pizca la calidad del servicio. 
La selección adecuada de productos de quinta gama y una óptima organización en los menús conseguirá mejorar los tiempos invertidos en la cocina, para poder dedicarte a innovar, personalizar los platos o crear el plato estrella. 
También podrás tener algún plato acabado como sugerencia del chef. 

Con una buena optimización de los recursos podrás mantener el nivel de calidad y compromiso con los clientes exigido, manteniendo la plantilla con su horario y días de librar. 
Para ello algunas de las claves son vigilar las mermas del comedor en los servicios de desayuno, almuerzo y cena. 
Tener siempre un control absoluto de los comensales que faltan por servir para no generar más comida en el restaurante de la que hace falta, y, por tanto, que no haya sobrante de comida ya preparada, que después habrá que tirar. 
Además, hay que controlar exhaustivamente la rotación de stocks, mediante inventarios que se realicen periódicamente.

 Los productos de quinta gama ( ver aquí ), son una solución que te permite mejorar el rendimiento de tu restaurante, aportan una innovación constante adaptada a las necesidades particulares de tu negocio, mayor variedad de productos para tus menús, además son muy fáciles de usar y de manipular, ofreciendo una rápida regeneración de las recetas. 

Gracias a una buena gestión gastronómica el rendimiento del restaurante aumenta aportando más beneficios con los mismos recursos. 
Cuenta siempre con los mejores proveedores para optimizar recursos, ya que éstos además de ofrecerte buenos productos cuentan con un equipo cualificado de expertos gastronómicos que pueden aportante soluciones a tus problemas de cocina.

Comentarios